VPN para el gaming
Tecnología

VPN para el gaming: hechos y mitos

El uso de las VPN para el gaming tiene cada vez más aficionados, pero igualmente parece arrastrar todavía a algunos detractores que prefieren no usarlas bajo la falsa creencia de que les resultará perjudicial. Los juegos online y los esports competitivos con ranking mundiales tienen una cuota de profesionalización cada vez mayor, así que vamos a desglosar de una vez por todas los hechos y mitos en torno al uso de las VPN para el gaming. ¿Son una buena idea, o no son una buena idea? Dínoslo tú. Nosotros te dejamos nuestro fact-checking.

¿Mito o realidad? – Las VPN empeoran tu ping al jugar online

Mito. Una VPN no empeorará tu ping al jugar online. De hecho, puede mejorarlo. Esta creencia proviene por la idea general de que una VPN es un servidor intermediario entre tu conexión y la del servidor del videojuego. En el imaginario de muchos gamers, esta mediación hace que tu conexión tenga que recorrer una distancia mayor para entregar los datos al servidor de destino, lo que, en teoría, reduciría el ping. Sin embargo, tu conexión a internet habitual ya pasa no solo por uno, sino por varios servidores intermediarios para llegar al servidor de destino. Si quieres jugar a un juego con base en Helsinki, por ejemplo, puede que tu conexión pase primero por París, luego por Amsterdam, luego por Göteborg y, finalmente, por Helsinki. En cambio, con una VPN puedes conectarte de forma más directa a un servidor de Helsinki, y desde ahí, al servidor de tu videojuego, lo que hará que cuentes con un ping menor que el de tus rivales.

¿Mito o realidad? – Las VPN te permiten mejorar tu rendimiento al jugar online

Realidad. Una VPN no hará que tengas más habilidad jugando al PUBG Mobile o al LoL, eso está claro. Si eres bueno, eres bueno, y si eres malo, eres malo (pero no te preocupes, ¡la práctica hace la experiencia!). Lo que sí puede hacer una VPN es reducir tu ping y, en consecuencia, tus tiempos de respuesta a la hora de jugar. En partidas especialmente reñidas, esos milisegundos de diferencia pueden terminar siendo el factor determinante entre la victoria o la derrota, así que, sí, una VPN puede mejorar tu rendimiento al jugar online.

¿Mito o Realidad? – Las VPN te permiten jugar en servidores a los que normalmente no tendrías acceso

Realidad. Uno de los usos más comunes de una VPN es precisamente el de jugar a juegos online cuyos servidores están ubicados en otros países, para sortear las limitaciones que puedes encontrar en tu propio país o en el que te encuentres actualmente. Si has viajado a otro lugar del mundo y echas de menos los servidores de tu propio país, puedes usar una VPN para seguir jugando con tus compatriotas como si nunca te hubieras ido de casa. Y, de la misma forma, si te parece que tus servidores locales son un desastre o si, sencillamente, la última expansión de tu videojuego favorito no está disponible aún en tu país, puedes conectarte a servidores de Japón o de Estados Unidos para disfrutar de tus partidas con las últimas actualizaciones y en servidores mucho más estables.

¿Mito o Realidad? – Las VPN pueden protegerte de posibles ataques DDoS mientras juegas

Realidad. Una VPN redirige tu conexión de internet al completo a través de un servidor ubicado en otro lugar, de manera que tu IP deja de ser visible y, en su lugar, las plataformas a las que te conectes y las webs que visites verán una IP diferente: la del servidor de la VPN a la que estés conectado. Una de las maneras más sencillas de ganar partidas rankeadas es justamente leer la dirección IP de tu rival y lanzar un ataque DDoS que, primero, ralentice muchísimo su conexión, y, seguidamente, la tumbe por completo. El uso de una VPN hará que cualquier ataque DDoS se lance no contra tu PC, sino contra el servidor de la VPN. Y, créenos, una VPN robusta es completamente inmune a cualquier ataque DDoS.

¿Mito o Realidad? – Las VPN pueden darte acceso a contenidos exclusivos de otros países

Realidad. No es el uso más popular que se les da a las VPN, pero es cierto que es posible conectarse a servidores de otros países para adquirir skins y otro tipo de contenidos descargables exclusivos de determinadas regiones. Es posible que, para hacer esto, también tengas que crearte una cuenta en esos países y que el proceso te tome algo de tiempo, pero, si realmente quieres esa skin exclusiva de Japón o de Corea del Sur, es muy probable que puedas conseguirlo gracias a tu VPN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.