Gotas para los ojos
Miscelánea

Tómate un descanso entre juegos para no tener problemas de vista

Los dispositivos electrónicos y los videojuegos se han hecho una parte indispensable de la vida cotidiana, especialmente en los jóvenes. Los videojuegos en sí mismos no representan un peligro para la salud, pero fijar la vista de forma muy prolongada en las pantallas de los dispositivos sí que tiene todo el potencial de generar problemas de visión a largo plazo.

¿Cuáles son las consecuencias de jugar a videojuegos para la salud visual de las personas? De media, los niños y jóvenes fijan la vista en la pantalla de dispositivos como televisores, tablets, smartphones y ordenadores, unas 7 horas cada día. El problema real es que lo hacen de forma continuada, especialmente cuando se divierten con los videojuegos.

¿Cómo afectan los videojuegos a nuestra visión?

Para jugar a videojuegos, son necesarias una serie de condiciones físicas mínimas:

  • Agudeza visual
  • Visión binocular
  • Buena movilidad ocular
  • Capacidad de enfocar a diferentes distancias
  • Amplio campo visual
  • Coordinación ojo-mano

En el momento en que alguna de estas capacidades falla, comenzamos a experimentar problemas de visión, los cuales se manifiestan como dolores de cabeza, visión borrosa, dolor ocular, irritación, lagrimeo, enrojecimiento y sequedad ocular. Para aliviar estos últimos síntomas, es posible utilizar gotas para los ojos que devuelvan la humedad al globo ocular.

No obstante, la exposición prolongada a la pantalla del ordenador o de cualquier dispositivo electrónico con una pantalla que emita luz artificial, puede convertirse en un factor de riesgo que acelere el desarrollo de enfermedades como miopía en jóvenes con predisposición genética. De hecho, pasar demasiado tiempo frente al ordenador podría ser la causa del 30% de los problemas visuales en jóvenes.

Recomendaciones para cuidar la salud visual en jugadores de videojuegos

Por supuesto, no se trata de dejar de usar estos dispositivos, solo asumir los cuidados correspondientes para evitar desarrollar cualquier consecuencia negativa sobre la visión. Desarrollando hábitos adecuados es posible minimizar un potencial impacto negativo en la visión.

Entre las recomendaciones ofrecidas por los profesionales de la salud visual, encontramos lo siguiente:

Supervisar el tiempo de uso de los dispositivos

Tanto problemas de obesidad, alteraciones del sueño y enfermedades de la vista, son ocasionadas por el sedentarismo asociado al uso intensivo de dispositivos electrónicos. Los padres tienen el deber de cuidar la cantidad de horas que invierten los jóvenes concentrados en el smartphone y en los videojuegos.

Tomar descansos frecuentes

Cuando las personas se concentran en el juego, pierden la perspectiva del tiempo y fácilmente notarán síntomas de cansancio ocular. Para evitar llegar a este punto, es buena idea que cada cierto tiempo (unos 20 o 30 minutos aproximadamente) se aparte la vista de la pantalla y se concentre la visión en un objeto lejano durante algunos segundos.

Tomar en cuenta la iluminación

Una de las causas de la fatiga ocular es el brillo excesivo de los dispositivos y la iluminación general del espacio. Cuando se utiliza una pantalla, la iluminación del ambiente debe ser bastante inferior a lo que habitualmente necesitaríamos para leer, escribir y otras actividades cotidianas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.