Finanzas descentralizadas
Tecnología

Finanzas descentralizadas

El desarrollo en materia de informática ha producido avances muy importantes. En lo que respecta a la tecnología blockchain, las aplicaciones y los contratos inteligentes, estos han sido fundamentales para soportar la creación de un nuevo mercado para las finanzas y las inversiones. Defiapps, foro especializado en la temática, advierte sobre este fenómeno.

Las finanzas descentralizadas

La capacidad de disponer de una infraestructura informática que pudiera soportar la migración masiva de la mayoría de las actividades comerciales y administrativas hacia el ámbito digital ha sido probada con éxito.

El trabajo a distancia y el comercio digital durante los peores meses de la pandemia hubiesen sido imposibles si la tecnología no se hubiese encontrado en el punto de desarrollo en el que se encontraba. Esto es especialmente cierto para el ámbito de las finanzas; cada día aparecen nuevas soluciones e instrumentos de inversión, desarrollados con el usuario promedio en mente.

Las finanzas descentralizadas son la variante más avanzada de esta nueva modalidad económica. Se trata del conjunto de aplicaciones, plataformas, activos y también mercados que no dependen de ninguna institución o gobierno, puesto que se basan en transacciones y operaciones que se producen gracias a servidores independientes. Y si bien estos productos y servicios financieros tienen características similares a los tradicionales, lo cierto es que responden a dinámicas y particularidades propias del entorno digital y tienen al usuario como figura principal.

Las llamadas finanzas descentralizadas o DeFi aumentaron exponencialmente su popularidad junto con las criptomonedas y la propagación del covid-19. De hecho, la presencia de las criptomonedas se considera fundamental para el desarrollo de cualquier tipo de economía digital y descentralizada, mientras que la pandemia se trata de un hecho que obligó a quienes se encontraban indecisos sobre si entrar en el ámbito digital:

  • Los servicios comerciales digitales y la banca online se desarrollan en función de este fenómeno, ofreciendo a sus clientes plataformas de intercambio y gestión de activos digitales y transacciones comerciales de todo tipo.
  • Las transacciones en criptomonedas son cada vez más habituales y existen varios prestadores que ofrecen billeteras electrónicas y opciones de intercambio de criptoactivos en sus plataformas.

Las finanzas descentralizadas, según Defiapps, representan un cambio de paradigma que tiene como objetivo la transformación de las relaciones comerciales y económicas entre individuos. Supone no solo la reinvención y actualización de la práctica financiera tradicional, de sus servicios, operaciones y activos en general, sino también la creación de nuevos instrumentos para la inversión.

Ventajas de las finanzas descentralizadas

Las varias tecnologías y servicios que pueden encontrarse en el mercado y que determinan el funcionamiento de las finanzas descentralizadas como ámbito de comercio e inversión suponen, en primer lugar, una serie de operaciones de préstamo y movimiento de capital.

Uno de los ejemplos más claros son los contratos inteligentes, los cuales se instrumentan como mecanismos de intercambio e inversión de todo tipo que se ejecutan automáticamente tras producirse las condiciones establecidas previamente.

Es lo que ocurre cuando uno invierte su dinero a través de aplicaciones y plataformas, las cuales ofrecen un interés por ello, del mismo modo que un banco, aunque las distintas operaciones son gestionadas por un contrato inteligente sin intervención humana alguna.

Esta tecnología, fundamental en todo sentido para las DeFi, se basa en la idea de que una multitud de personas y usuarios confieren valor, soporte físico y logística informática a los activos utilizados.

En este sentido, se reconoce la utilidad de las criptomonedas y la tecnología blockchain como medio para mover capital e invertir en todo tipo de activos y territorios. Al no depender de ningún organismo, entidad o gobierno, el dinero puede ser trasladado rápidamente sin perder valor o estar sujeto a fraudes o robos.

Por otro lado, la inversión y la liquidez se facilitan y se eliminan los costos tradicionales de gestión en cuanto a comisiones, gastos de mantenimiento y demás cargas que el dinero solía soportar en entidades como bancos y financieras y que perjudicaba considerablemente el rendimiento de las inversiones.

Características del modelo DeFi

La estructura necesaria para dar sustento a este sistema se basa en el reparto de las tareas de minería, cifrado y soporte que los usuarios hacen de la infraestructura informática misma. Empresas y desarrolladores privados elaboran, a su vez, las plataformas y fórmulas comerciales que permiten el intercambio y la inversión. Por el mismo motivo, los prestadores de este tipo disponen de ciertos recaudos y controles que producen un marco de regulación desde el punto de vista comercial y competitivo.

Según los desarrolladores y los especialistas, cualquier tipo de transacción puede ser construida en función de un contrato inteligente; esto es, la programación de un tipo de orden y su ejecución sobre un determinado tipo de activos o fondos. Por eso, suele hablarse de conjunto de aplicaciones, puesto que cada una va sumando un eslabón a la cadena de finanzas descentralizadas existente.

La utilización de los llamados contratos inteligentes supone un avance en tanto evita la intervención humana, por lo que las posibilidades de errores y fraudes disminuyen de manera significativa. Gracias a ello, se establecen las condiciones necesarias para un sistema financiero más transparente y seguro que no puede ser intervenido, justamente, porque no tiene un centro que intervenir.

Finalmente, se advierte sobre la rapidez del servicio bajo estas condiciones y lo económico de su coste. Si bien el usuario debe superar ciertos obstáculos, como son el servicio de internet de calidad o la educación sobre el funcionamiento de las herramientas actuales, lo cierto es que se trata de un ámbito financiero mucho más dinámico y ágil que en su variante tradicional.

Aplicaciones y servicios

Si bien la caracterización de las finanzas descentralizadas es la falta de un organismo de autoridad arbitraria, lo cierto es que en este ámbito sí intervienen una multitud de empresas y negocios que ofrecen servicios comerciales de compra y venta de activos, servicios financieros de préstamo y crédito, así como también servicios complementarios como cuentas corrientes, de ahorro e incluso productos de inversión y planes exclusivos.

Para ello, estas empresas y prestadores desarrollan los sistemas de intercambio de valor e incorporan servicios asociados como métodos de pago, vinculación de cuentas y muchos otros. Al tratarse de un ámbito eminentemente comercial, de intercambio entre privados, cada proyecto o negocio tiene sus propias características. En efecto, las finanzas descentralizadas dependen casi exclusivamente de las llamadas aplicaciones descentralizadas.

Aunque fueron pensadas exclusivamente para las criptomonedas, las aplicaciones descentralizadas son vías de intercambio directo que pueden sustentar el comercio de todo tipo. Al depositar los activos en estas aplicaciones y plataformas, facilitamos las operaciones y servicios de inversión: los movimientos se realizan mediante contratos inteligentes que ejecutan órdenes de todo tipo dependiendo de ciertas condiciones preestablecidas.

En este sentido, la tecnología blockchain funciona como un registro público que contiene el historial de transacciones y operaciones realizadas por un determinado activo, sin posibilidad de ser modificado desde su exterior. Esta es la base fundamental de las finanzas descentralizadas, puesto que, en esencia, este principio puede ser aplicado de una forma u otra a cualquier tipo de activo del mercado.

La red de la que esta tecnología depende hace que sea invulnerable contra los ataques cibernéticos tradicionales y se encuentra a salvo de cualquier malestar económico que la economía de un país u empresa pueda percibir. Se trata de una red global que permite la participación masiva, libre y sin límites. De hecho, la creación y ejecución de contratos inteligentes puede realizarse desde cualquier ordenador personal.

Existen tres principios fundamentales que caracterizan a las aplicaciones descentralizadas.

Descentralización

Como se mencionó anteriormente, se trata de su característica más importante: no existe un servidor central, institución o único prestador que tenga autoridad sobre las transacciones, operaciones y contratos que se realicen a través de ellas. Gracias a esto, las aplicaciones descentralizadas se mantienen de manera comunitaria y la información y datos en un registro propio.

Transparencia

En segundo lugar, el mantenimiento público de los registros y datos de los usuarios hace que la transparencia sea inevitable, en tanto dependen de mecanismos de código abierto y otros productos informáticos de uso común. De esta manera, las aplicaciones que intervienen en este mercado pueden ser analizadas continuamente, y también sus condiciones y funcionalidades básicas.

Al disponer de la tecnología blockchain y la seguridad de los contratos inteligentes, las aplicaciones y operaciones no pueden ser intervenidas, modificadas ni manipuladas por ninguna persona u organismo. De la misma manera, la comunidad de usuarios valida las operaciones y aseguran la integridad del servicio.

Anonimato y seguridad

Aunque pueda no parecerlo, la capacidad de mantener el anonimato por parte de la persona que realiza la transacción también existe. Si bien el registro es público, y el historial de transacciones aparece en él, este se asocia, como el efectivo, a quien posee los activos y no a su persona legal —a la tecnología blockchain le basta con saber que se trata del último titular legítimo del activo—.

Gracias a todas estas consideraciones se puede afirmar que la seguridad de las aplicaciones descentralizadas es la más avanzada de todas: no solo imposibilita el acceso no autorizado al disponer de los sistemas de control habituales, sino que la misma descentralización evita que exista un centro al cual intervenir, no hay una bóveda que penetrar. La propiedad de los activos se funda en la tenencia misma, y esta se encuentra registrada en un archivo infalsificable y público.

En definitiva, las financiadas descentralizadas y la tecnología y aplicaciones que hacen posible su existencia parecen haber alcanzado la madurez suficiente como para abarcar la mayoría de las actividades comerciales y financieras existentes. Al mismo tiempo, según explican desde las oficinas de Defiapps, las DeFi suponen un cambio de paradigma global.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.