Juegos de mesa para niños
Miscelánea

Juegos de mesa con niños

Los juegos de mesa tienen la capacidad de ofrecer momentos de entretenimiento para toda la familia, además de ser fuentes de conocimiento para los más pequeños de casa. Más allá de la diversión, los juegos para niños son una oportunidad para potenciar sus habilidades emocionales, sociales e intelectuales, un beneficio que también puede ser aprovechado por los adultos.

A pesar de lo complicada que resulta la vida adulta actual, luchando para conciliar el trabajo con el tiempo para dedicar a la familia, siempre es necesario tomar un espacio necesario para jugar en casa con nuestros hijos. Una excelente alternativa son los juegos de mesa, que además de divertidos, tienen un aporte importante a nivel educativo.

Ventajas de los juegos de mesa para niños

Por los componentes, características y mecánicas de los juegos de mesa, estos deben ser jugados con los participantes reunidos alrededor de una superficie plana, de ahí viene su nombre. Los podemos encontrar con diferentes temáticas y modos de juego, clasificándose en juegos de dados, de tablero, de cartas, de rol y de miniaturas.

La lista de ventajas que se desprenden de los juegos de mesa para niños, incluye lo siguiente:

Ayudan a desarrollar las capacidades del niño

A través del juego, los niños tienen la oportunidad de desarrollar y perfeccionar capacidades sensoriales, mentales y motoras. Además, consiguen ejercitar la concentración, la observación y estimular la imaginación, aprendiendo a resolver problemas elaborando estrategias y tomando decisiones.

Aprenden a seguir reglas

Todos los juegos tienen reglas que deben cumplirse para lograr cumplir los objetivos planteados en la mecánica de juego. Entre otras cosas, con un juego de mesa los niños aprenden a respetar los turnos de las demás personas, a tener paciencia, interpretar símbolos y ejecutar diferentes acciones. Todo esto se traslada a la vida cotidiana como respeto a las normas de convivencia.

Estimula la psicomotricidad fina

Los juegos de mesa propician la estimulación neuronal, logrando que los pequeños puedan desarrollar su motricidad fina (coordinación de movimientos musculares pequeños). Acciones como manipular cartas, fichas, dados o figuras, avanzar casillas o presionar botones, son movimientos cortos y precisos que favorecen la motricidad fina.

Refuerza conocimientos

En general, el juego es la forma más sencilla y eficiente que tienen los niños para aprender y también para reforzar los conceptos aprendidos. Durante el juego es posible recordar una gran cantidad de información valiosa, como animales, colores, formas, partes del cuerpo e incluso nociones elementales de física. Hay un amplio catálogo de juegos de mesa con diversas temáticas.

Facilita la socialización y potencia las habilidades de comunicación

Cuando juegan, los pequeños tienen la oportunidad de estrechar lazos con el resto de los miembros de la familia que estén participando en el juego, incluyendo un trato de igual a igual que favorece el desarrollo de la autoestima.

Junto a esto, también potencia sus habilidades de comunicación, especialmente en los juegos de rol, cuya mecánica involucra el contar historias y ofrecer explicaciones sobre las acciones del personaje que está representando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.